Las energías renovables son aquellas que nacen de la naturaleza y se restauran con mayor velocidad de las que se les pueda consumir. Aquí te presentamos una guía sobre las diferentes energías renovables para que las ubiques y puedas aportar tu granito de arena al cuidado del planeta y del medio ambiente.

Energía solar

La luz y calor solar son una de las fuentes de energía más abundantes, no importan si el cielo está nublado o despejado, el sol siempre está ahí. “La velocidad a la que la Tierra intercepta la energía solar es aproximadamente 10,000 veces superior a la velocidad con que la humanidad consume energía”, ONU. ¡Imagínate! La energía solar podría sin problema sustituir a los combustibles fósiles.

Actualmente las energías solares producen calor, refrigeración, luz natural, electricidad y combustibles para múltiples aplicaciones. Las tecnologías solares se encargan de convertir la luz solar en energía eléctrica a través de paneles fotovoltaicos o de espejos que concentran la radiación solar.

Tipos de energías renovables

Energía eólica

Este tipo de energía aprovecha la energía cinética del aire en movimiento a través del uso de enormes turbinas eólicas ubicadas en superficies terrestres, en alta mar o en aguas dulces sobre la superficie acuática. La energía eólica lleva milenios en uso, su evolución la ha llevado a convertirse en un potente productor de electricidad.

Si bien las velocidades promedio del viento varían, el potencial técnico mundial respecto a la energía eólica supera la producción global de energía eléctrica, según la ONU. Un tipo de energía con gran potencial para cualquier rincón del planeta.

Tipos de energías renovables

Energía geotérmica

El interior de la Tierra también representa una gran fuente de energía, a la cual se le llama energía geotérmica. Esta se basa en el calor extraído de los depósitos geotérmicos a través de pozos u otros medios para generar electricidad.

Este tipo de energía echa mano de depósitos hidrotermales, con temperaturas ultraelevadas y permeables de forma natural o de sistemas geotérmicos mejorados, los cuales utilizan medios de estimulación hidráulica para funcionar y llevar a la superficie fluidos en varias temperaturas que después se convertirán en energía eléctrica. ¿Sabías que llevan utilizándose más de 100 años?

Energía hidroeléctrica

El movimiento del agua cuando se eleva o desciende de forma pronunciada es el responsable de crear energía hidroeléctrica. Esta se genera a partir de embalses y ríos, los primeros se valen de agua almacenada y estancada, mientras que las plantas hidroeléctricas fluviales funcionan a partir del flujo de agua que se produce a través de las corrientes de los ríos.

La energía hidroeléctrica obtenida por los embalses produce agua potable, agua para riego, controla inundaciones y sequías. Algunos especialistas hablan de que es la mayor fuente de energía renovable dentro del sector de la electricidad, sin embargo, puede verse afectada por sequías a causa del cambio climático o por cambios en los ecosistemas.

Energía oceánica

La energía oceánica se aprovecha de las energías térmicas del agua marina, las olas y las corrientes de agua para producir electricidad y calor. Aunque aún se encuentra en una etapa inicial y fase experimental por la gran variedad en la conversión del oleaje y las corrientes marinas, tiene un gran potencial para el desarrollo de energía en pro de la humanidad.

Tipos de energías renovables

Bioenergía

La bioenergía es originada a partir de la utilización de materiales orgánicos, denominados biomasa: madera, carbón, estiércol y otros abonos, son elementos clave para la producción de calor y electricidad, incluso para los cultivos agrícolas destinados a biocombustibles líquidos.

Las zonas rurales son las más beneficiadas por bioenergía, pues la usan para cocinar, iluminarse y mantener a una temperatura agradable sus hogares. Aunque ya existen sistemas más modernos de biomasa en los cuales se incorporan árboles o cultivos específicos, así como residuos provenientes de la agricultura o entornos forestales, así como desechos orgánicos.

Sin embargo, la energía creada por la quema de biomasa da como resultado emisiones de gases con efecto invernadero, que si bien son más bajos que la combustión de carburantes fósiles crean un impacto negativo en el medio ambiente, así como deforestación.

Fuente:

Organización de Naciones Unidas (ONU), S/F. “¿Qué son las energías renovables?”. Retomado de: https://www.un.org/es/climatechange/what-is-renewable-energy, 24/05/2023.