Dos megaproyectos arquitectónicos, donde el agua juega un papel preponderante, respetuosos con el planeta, la humanidad y la biodiversidad. Construcciones deportivas impactantes que promueven el amor por el deporte y la sostenibilidad. ¡Conócelas!

Oceaniums: una generación biomimética de estadios flotantes y sostenibles.

Un proyecto arquitectónico revolucionario que se propone construir centros culturales y deportivos destinados al nomadismo en el mar, para albergar a los Juegos Olímpicos o la Copa Mundial.

Vincent Callebaut Architectures está trabajando en el desarrollo de estadios flotantes (mitad barco, mitad estadio), que navegarían con bajos índices de carbono debido al uso de energías renovables, se plantea que aprovechen la radiación solar y la fuerza de vientos dominantes en corrientes marítimas para su funcionamiento.

Se trata de geometrías orgánicas inspiradas en el biomorfismo, con estructuras optimizadas en la biónica y el ciclo de vida del ecosistema biomimético. Un sistema parecido al de los arrecifes de coral en proceso de calcificación, esqueletos de cetáceos filtrando agua de mar y organismo bioluminiscentes, serán los encargados de sostener estas impresionantes construcciones.

Para su construcción, se ha pensado en utilizar únicamente materiales reciclados y de origen biológico, como madera maciza, algas verdes, aluminio reciclado y residuos plásticos número 7 recuerdos de los cinco océanos. El uso de impresoras 3D e Inteligencia Artificial serán clave para contribuir al cuidado del planeta y evitar accidentes durante la construcción de estas proezas del diseño y la arquitectura sostenible.

Paris Aquatics Center

Uno de los eventos deportivos más prestigiosos que puede llegar a albergar un país son las Olimpiadas, pero también uno de los más costosos.

Históricamente, las ciudades anfitrionas han sido seleccionadas en gran parte gracias a ambiciosos planes con proyectos de construcción monumental y esquemas de desarrollo en toda la ciudad. Pero en los últimos años, tales movimientos han generado críticas, especialmente cuando los estadios se quedan vacíos o se convierten en ‘elefantes blancos’. Pero no será así en los próximos Juegos Olímpicos de París 2024, donde la sostenibilidad ocupa un lugar destacado en la agenda.

El único edificio permanente construido para estos juegos será el Centro Acuático, una proeza de sostenibilidad: el uso de energía se estará monitoreando cuidadosamente y el techo se construye a la altura mínima permitida, sin obstaculizar la visión desde las gradas a la piscina. La idea es crear un espacio más pequeño que requiera menos calefacción. El 90% de la necesidad de energía del edificio se cubrirá a partir de fuentes renovables o recuperadas de energía.