Siempre que se acercan las vacaciones crece la expectativa para conseguir el viaje soñado, son tantas las opciones que aparecen en el mapa, que resulta complicado elegir la estancia perfecta.

A continuación, algunos Multitips para encontrar el hotel perfecto.

Al momento de diseñar un espacio para hospedar o recibir gente, lo primero que hacen los interioristas y arquitectos es pensar como el cliente. Cuando las personas piensan en vacacionar, buscan salir de las grandes ciudades, salir de la rutina, del tráfico, quieren comer delicioso y, sobre todo, descansar.

1. Primera impresión.

Siempre es la más importante, fíjate en las fotos que presentan en sus redes sociales, sobre todo en el diseño del Lobby, el cual debe ser único e inolvidable, que sea un abrazo al corazón visualmente al darle la bienvenida a los huéspedes. Este espacio da la personalidad al hotel, por eso debe tener piezas contemporáneas, iluminación, texturas y toques de color, que hablen de lo que tratará el resto del viaje ahí. Además, el check-in debe ser una experiencia personalizada y fácil para los clientes.

2. Lujo e individualidad.

Los hoteles pequeños suelen adelantarse a los gustos y necesidades del huésped para crear una experiencia sumamente personalizada. Revisa cuáles son las amenidades personalizadas que ofrece el hotel que estás considerando y asegúrate que sean de alta calidad. Detalles como una botella de vino esperando en la habitación, una carta de bienvenida hecha a mano, concierge, o consejos para descubrir el destino, son amenidades que completan una experiencia inolvidable.

3. El mejor descanso.

La habitación es esencial para que tu descanso sea el mejor. La cama debe ofrecer diferentes tipos de almohadas, para que se adapten a tu gusto, debe tener ropa de cama impecable y suave; además de tener la posibilidad de controlar la temperatura y cortinas blackout para un excelente descanso.

4. Experiencias en el destino.

Un buen hotel debe ofrecer una lista de experiencias in and out para que tu visita sea completa. Hablamos de: masajes, cenas en área aislada, room service, tours exclusivos, entre otros. Las experiencias out son recomendaciones para visitar en el destino, donde te den algunas opciones para ir a cenar, actividades recreativas, entre otras.

5. Work & Leisure, trabajar donde quieras en el mundo.

Hoy en día, brindar la opción de poder trabajar durante tu estadía es un most: un buen escritorio, cómodo, WiFi rápido, múltiples tomas de corriente y servicios de lavandería o planchado, también son clave. El horario extendido de bares y restaurantes también permite a los huéspedes que lleguen por la noche disfrutar de una comida y trabajar en un entorno más cómodo.

6. Gastronomía.

Fíjate en la propuesta gastronómica de tu próximo destino, asegúrate que sea diferente, artística y exclusiva. La comida es lo más importante para unas increíbles vacaciones. El hotel debe ofrecer un buen menú para desayuno, comida y cena para no querer salir del hotel.

Consejos para elegir hotel en semana santa

Fíjate en los detalles antes de reservar en cualquier lugar, esto te garantizará disfrutar de estas vacaciones como nunca. Enfocarse en los detalles es lo que diferencia tu estancia, son esas particularidades los que provocan experiencias completas, mejor servicio y atención personalizada, para que sean las mejores vacaciones.

La mayoría de las cadenas hoteleras brindan lujo y amenidades inigualables, pero debido a su tamaño y la cantidad de personas hospedadas, el silencio, intimidad y calidad a veces se ven trastocadas.

Existen características de los hoteles boutique, que los distingue de los Resort. Las experiencias boutique son más personalizadas con la intención de hacer sentir en casa al cliente. Cuentan con pocas habitaciones y tienen el mismo lujo de un gran hotel. Además, puedes convertirlos en un Instagram Moment.